Las nuevas generaciones de gadgets restringen el acceso a través del empleo de tecnologías biométricas, como la lectura del iris o las huellas digitales, es esta misma generación de aparatos las que produce fotografías de alta calidad que con la iluminación y el ángulo adecuado  permiten la reproducción sintética de las huellas digitales si tu postura  las muestra. En la era del selfie, muchos de los gestos más comunes expone tu identidad, y potencialmente acelerará tu paranoia… contradicciones circunstanciales que aunque improbables, no son imposibles.