Este año en la barra de anuncios del medio tiempo del superbowl, uno de ellos marco la diferencia, igual que el histórico “1984” de Apple, este 2018 Cloverfield Paradox de Netflix hará historia marcando claramente el inicio real de una nueva época de entretenimiento, la era del streaming ha llegado para quedarse y no es mas simplemente una moda conveniente, el poder del click y la decisión del usuario estan aquí para quedarse.

La franquicia de Cloverfield se mantiene vigente por calidad, innovación y entretenimiento, esta ultima parte de la serie fue producida por Paramount y Bad Robot, la adquisición de derechos y el secreto de la existencia del proyecto permitío evadir por completo el cine y se fue directo a la pantalla chica vía Netflix, que ha encontrado la formula perfecta para crecer su base de suscriptores que supera ya los 110 millones a nivel mundial.

El proyecto de generar contenidos libres de restricciones de zona y disponibles simultáneamente alrededor del mundo es ya una realidad, más de la mitad del catalogo disponible dentro de la plataforma es de su propiedad, y el objetivo de alcanzar el 80% esta cada vez mas cerca.

Este replanteamiento de uso de los medios y manejo de nuevos formatos es el claro inicio de una época de negocios, y de hábitos de consumo apoyado por la tecnología. Cloverfield Paradox es sin duda el primer ejemplo exitoso de convertir un anuncio en acción y venta inmediata, de trasladar audiencias de un medio a otro y de procurarnos entretenimiento de buena calidad alrededor del mundo un domingo por la noche, sin salir de casa ni gastar más.