En estas fechas tenemos una enorme cantidad de fiestas, cenas y brindis por motivo de la Navidad, por lo cual las fotos y selfies estarán a la orden del día en todas nuestras redes sociales. Facebook, Instagram y Twitter estarán llenos de memes, frases e imágenes de nosotros. Pero, ¡cuidado! Recuerda que todo comunica.

¿Qué dicen tus fotos de ti? ¿Qué se lee entre líneas con tus memes? ¿Has pensado que tus fiestas quedaran guardadas para la posteridad?

Las imágenes dicen más que mil palabras y lo que hoy te puede parecer chistoso, quizás el día de mañana o en un tiempo corto no lo sea más. Actualmente sabemos que las compañías cuando nos entrevistan para un trabajo, hacen una exhaustiva búsqueda de nuestro historial en las redes para conocer nuestro perfil, gustos y aficiones, así que ¡cuidado!

No documentes situaciones que pudieran hablar mal de ti o dañarte profesionalmente, tales como borracheras, conductas sexuales, malas palabras o pleitos y por ningún motivo, dejes que alguien más use tu celular ni te suba a sus redes en situaciones comprometedoras.

Quizás ahora no te parezca importante guardar estas situaciones para ti mismo, pero creéme, pueden ser un autogol.

Tu marca personal se construye día a día con congruencia y profesionalismo, recuerda que no solo nuestro lenguaje verbal grita lo que somos, también lo hacen nuestros gestos, nuestro vestuario y lo que mostramos en redes sociales a los demás.

Cuida tu imagen y felices fiestas.