Si la coincidencia existe y el milagro permanece, es necesario admitir que cada tanto el universo confabula para que todos los deseos se vuelvan realidad, y entonces también es necesario admitir que debemos tener mucho cuidado con lo que pedimos… Retomando, si lo que sentimos se hace idea, las ideas se vuelven palabras y estás se convierten en actos que tienen consecuencias, nuestra tarea se reduce a sentir todo lo bueno que nos rodea e inspirar lo mejor que tengamos con toda la intensidad y por tanto tiempo como sea posible.

Felices fiestas, mejor diciembre y asi todo el año!