Las frases se vuelven comunes conforme nos exponemos a ellas, desafortunadamente dejamos de cuestionar lo que se convierte en repetición, te invitamos a la pausa y el análisis, a reconocer ese espacio interno que existe en ti y se encuentra listo siempre para identificar la realidad…

El tiempo no es dinero, ciertamente puedes producir recursos nuevos con las cosas que haces bien, pero el tiempo no es dinero, porque el dinero es un símbolo y el tiempo es real. El tiempo es vida y cada vez que decides dedicarle tu atención a algo o alguien estas otorgando vida, atendiendo, resolviendo, creando, aunque la definición biológica exacta del termino permanezca en el tintero y aunque no seas esclavo del reloj, el tiempo pasa y donde se posa tu voluntad ocurren cambios, asegúrate de que cada decisión sea buena o se acumule, olvídate del dinero, focaliza la vida que “solo hay una” y lo trillado no le resta ni un poco de verdad.