En su formato original, el mundo y el ambiente tienden a dificultar la accesibilidad a muchos lugares, por ejemplo, para que una playa sea inclusiva es necesario recurrir a instalaciones extras y empresas especializadas que permitan el goce y disfrute de la arena y las olas, para escalar y correr en la naturaleza además de buena condición, necesitamos equipo especial, cuando nuestra circunstancia nos impide realizar actividades normales de manera sencilla necesitamos recurrir a los demás para que con su apoyo, podamos todos tener las mismas posibilidades.

Las políticas inclusivas deben contemplar la participación activa e integral del estado, la iniciativa privada, organizaciones especiales y de la ciudadanía en general para alcanzar estándares funcionales, prácticos y sustentables, que contemplen metas de crecimiento sostenidas y medidas continuas que incluyan la circunstancia particular de todos los ciudadanos por igual, incluir y agregar es la base de la convivencia, son el ingrediente principal para dar los pasos que necesitamos avanzar en este camino que compartimos.