Siempre pensamos que la ciencia ficción es solo eso, ciencia ficción que está totalmente fuera de la realidad, pero en este caso no podemos negar la cruda, pero interesante realidad. Algunos científicos han descubierto la existencia de los verdaderos y aterradores zombis.

Existe un organismo parasito capaz de penetrar y manipular el cerebro de sus víctimas para que estos obedezcan sus órdenes. Se trata de un hongo patógeno llamado, Cordyceps unilateralis, que distingue a cierta especie de hormiga para atacar, Camponotus leonardi. Cuando esta hormiga sale a colectar, accidentalmente ingiere esporas del hongo o a través de su cutícula estos hongos empiezan a invadir el cuerpo de la hormiga. Una vez que han invadido su cuerpo estos parásitos secretan moléculas que atacan el sistema nervioso de la hormiga afectando el sistema neurológico de la hormiga, lo que provoca que cambie su comportamiento , “ordenándole” trepar hasta lo más alto de una planta y estando allí, la hormiga se fija a una hoja con sus mandíbulas y permanece allí hasta morir, para después el parasito crecer hasta romper la cabeza de la hormiga y formar una estructura que contiene millones de esporas las cuales va a distribuir a lo largo del jardín para infectar a más hormigas, y así continuar con su ciclo perverso de infección. Pero, esto continúa…

¿Alguna vez has sentido lastima por una cucaracha? Puedo asegurar que tu respuesta será un afirmativo y absoluto NO. ¡Qué asco¡, ¿verdad? Lo cierto es que ellas también pueden convertirse en zombis y de una forma más sádica que las hormigas. En la naturaleza, unas diminutas avispas llamadas Ampulex compressa, o mejor conocidas como avispa Esmeralda, al momento de incubar sus huevos, estas necesitan de un espacio grande y con una amplia fuente de nutrientes para que el éxito de sus crías sea formidable, para ello buscan una incubadora viva, las famosas cucarachas. Las avispas paralizan a las cucarachas, inyectando veneno con su aguijón cerca de la cabeza de la cucaracha, lo que provoca la parálisis de las patas delanteras, de esta forma, las cucarachas no tendrán la más mínima oportunidad de escapar y con forme transcurre el tiempo el veneno ataca el sistema neurológico paralizándola casi por completo. Después, el cuerpo de la cucaracha queda en un estado de zombi, andando lento, sin reflejos y sin autonomía propia, entonces la avispa aprovechando su estado zombi, toma a la cucaracha de las antenas y la guía hasta el sitio donde será el nido de sus huevecillos. Ahora la avispa inyecta los huevecillos en el interior de la cucaracha, usando su cuerpo como incubadoras y fuente de alimento. Los huevecillos se convierten en larvas y se alimentan de los órganos internos de la cucaracha hasta que esta muere y las larvas pasan a ser todas una jóvenes y nutridas avispas.

¿Karma merecido a estas cucarachas? No, simplemente algunas formas vida son diferentes a lo que conocemos, lo cual no significa que sea asqueroso o que alguien sea el malo del cuento, simplemente es parte de las diferentes formas de vida, y tan solo estos son dos ejemplos de cientos de casos de zombis reales. Ahora bien, la pregunta sería ¿los humanos estamos actuando totalmente bajo nuestro propio libre albedrio? o ¿nuestro comportamiento y cada una de nuestras acciones esta siendo manipulada y dirigida por algún parásito que esta sacando provecho de nosotros?