La realidad es el conjunto de situaciones que define nuestra circunstancia, compuesta por lo que podemos describir, medir y conocer, por lo que podemos controlar, producir, implementar… también por lo que no.

Sabemos que el mundo funciona y responde a las leyes naturales pero si hay oportunidad o una pequeña posibilidad de tener resultados extraordinarios contrarios a dichas leyes, estamos más que apuntados en primera fila, porque todos queremos un poco de ilusión y magia en nuestras vidas.