La música es todo lo que es, todo lo que fue y todo lo que será, nuestra esencia le necesita para respirar y complementa de muchas formas lo que hacemos, somos y sentimos… Probablemente nuestra especie aprendió a cantar antes que hablar, la música es ineludible y nos significa desde siempre, para estar, producir, entretener, descansar, y meditar, esta necesidad auditiva combinada con la otra racional y emocional de poseer, acumular y clasificar ha evolucionado hasta nuestros días en la portabilidad y la disponibilidad, se ha transformado en la presencia omnipresente de nuestro acervo musical, nos gusta sonreír y preferimos hacerlo al ritmo de nuestra tonada favorita. Transportar y compartir este placer se ha convertido en prioridad y como no podemos estar acompañados de un cuarteto en vivo todo el tiempo la tecnología viene a nuestro auxilio para reforzar con estilo y al gusto de cada quien lo que preferimos, donde y cuando sea al toque de un botón.

La revolucionaria portabilidad que comienza con la creación del transistor es la culpable del resto de nuestra historia tecnológica, aunque en esencia todo es transportable, preferimos los empaques pequeños, actualmente podemos acceder a nuestra música independientemente del hardware disponible, lo portátil dio paso a lo digital y de pronto todo se encuentra disponible 24 horas al día en cualquier lugar del mundo.

Junto con la tecnología, los modelos de negocio han evolucionado para dar paso no sólo a la venta de equipo, discos y archivos, sino a esquemas de renta y acceso de servicios personalizados, hemos desligado completamente la relación entre objeto y canción ahora preferimos los formatos digitales, las listas, el concepto de álbum ha sido abolido con la posibilidad de comprar y acomodar pistas sueltas, los servicios en línea nos permiten , nos proponen. El concepto clave es disponibilidad, personalización, todo lo que nosotros queremos es cantar y bailar un poco más.

 

1870
El fonógrafo, inventado por Edison, tiene mucho de portátil, estos cilindros eran el alma de las fiestas del siglo XIX.

1890
El Gramófono es la evolución del anterior y predecesor del tocadiscos, este fue el primer sistema que permitió la grabación, aunque para nuestra época pueden resultar aparatosos, eran perfectamente transportables.

1948
El LP de vinil hace su aparición, ciertamente los discos son portátiles y definitivamente comienza aquí la historia de la industria musical.

1951
Bell Labs desarrolla el transistor de germanio, dando paso a la era de la verdadera portabilidad mediante la reducción de los equipos electrónicos.

1953
Los tocadiscos portátiles hacen su aparición, pequeñas maletas que incluían además del tornamesa, bocinas y espacio para LPs

1954
Sony produce el primer radio de transistores y brinda la posibilidad de transportar un pedacito de hogar y bienestar en donde quiera que nos encontremos.

1961
La FCC define el formato estéreo de transmisión en FM, mejorando la calidad y elevando la experiencia de escuchar radio.

1963
Phillips libera el cassette compacto junto con su licencia a nivel mundial, lo que significa el nacimiento de un formato que a la fecha se utiliza aún.

1974
Dupont introduce el cassette metálico (CrO2) la carrera hacia la calidad esta declarada y al alcance del consumidor.

1978
3M libera el cassete de partículas de metal, la tendencia continua y el formato gana terreno en el mercado.

1980
Sony presenta el “Walkman” al mundo vendiendo más de 100 millones de unidades, ya nada será igual, el dominio del cassete queda declarado y la portabilidad es la clave del futuro.

1981
Phillips demuestra el CD y sus posibilidades, la reducción en el espacio y el aumento en la calidad son obvias, necesarias y alcanzables.

1982
Sony lanza al mercado el CDP-101, el primer reproductor de CDs

1984
Apple corporation presenta la Macintosh, la primer computadora personal con interfaz gráfica y mouse.

1986
El CD-50 el primer discman de Sony, se vuelve completamente comercial año y medio después de su lanzamiento.

1990
El CD-R se convierte en una realidad comercial, no más cintas ni cassetes, bienvenidos a la era digital.

1992
el MiniDisc de Sony y el DCC de Phillips salen al mercado como alternativas de grabación digital, ambas disponibles en versiones portátiles.

1993
Surge la primera estación de radio por internet, esto dará pie a servicios en línea de personalización, recomendación y disponibilidad remota de música.

1995
Nace oficialmente el formato MP3, aunque había sido desarrollado anteriormente su registro legal data de 1986.

1997
Aparece el DVD junto con una versión de audio de seis canales que intenta colocarse como el nuevo formato de audio en el mercado.

1998
Llega el Rio PMP300 el primer reproductor de MP3 del mercado, internet es el nuevo medio de distribución de música.

1999
Surge Napster, compartir archivos entre usuarios es una realidad, la tendencia digital alternativa obliga a la industria a considerar nuevos formatos de negocio y comercialización en línea.

2000
Samsung lanza el primer modelo de celular con reproductor de MP3 incluido, con una memoria de 64gb

2001
Apple lanza el iPod, 21 años después de Sony, esta nueva versión del Walkman, se convierte en el signo de los tiempos en términos tecnológicos, musicales, filosóficos y comerciales, el nuevo milenio nos alcanza.

2003
iTunes Music Store, aparece revolucionando por completo y para siempre el esquema de negocio en la industria musical.

2004
Pandora Radio surge como un servicio de streaming, música que selecciona programación adecuada al usuario dependiendo de sus gustos y calificaciones, el 95% de la audiencia se mantiene en un esquema gratis con anuncios.
Sony lanza el PSP, una versión compacta y portátil del Play Station, que además de jugar y conectarse a internet, permite reproducir música y video.

2006
Nuevos modelos y variaciones del iPod, que a la fecha tienen más y más funciones o son más y más compactos, Tower Records cierra definitivamente sus puertas, declarándose en quiebra y cerrando uno de los capítulos más largos de la música en la era moderna en lo que a formatos se refiere.

2008
Nace Spotify en Suecia con un esquema de negocio que permite la reproducción legal de música a bajo costo, a través de anuncios y suscripciones, aunque el streaming de audio no es nuevo en internet, si lo es en un sistema de demanda interactiva e inmediata que permite al usuario escuchar lo que prefiera, cuando sea.

2011
Spotify entra a Estados Unidos, disminuyendo claramente la descarga ilegal de música, la combinación de servicios especializados en géneros, descargas, streaming y otros modelos legales de difusión determina la nueva tendencia de negocio y jugadores en la industria. Apple, Google, Amazon, Microsoft, Pandora, Shazam… la lista es interminable, igual que las opciones auditivas.

2014
Beats Music implementa un modelo basado exclusivamente en la suscripción, espera que su acercamiento a los artistas les permita ser mejor remunerados y confía en que la audiencia prefiere el toque humano sobre los algoritmos automáticos de personalización.

2016
Continua la carrera de plataformas, iMusic se convierte en punto focal de estrategia de negocio para Apple, Amazon lanza un servicio independiente de streaming músical, Spotify continua a la cabeza de suscriptores Premium, en un mercado donde cada vez es más popular este tipo de servicio.