Las relaciones personales no son muy distintas de las de negocio, conforme a tu personalidad quizás sea más sencillo tratarlas justo de la misma manera, con ese marco de referencia es necesario entender y poner en práctica una serie de medidas simples que aseguren la igualdad y el balance entre las personas, la pregunta base es ¿Qué consigue cada quién? Dependiendo del balance de esta respuesta podrás asegurar la durabilidad, sustentabilidad y satisfacción en una relación.

De acuerdo Elaine Hatfield y su equipo de investigación, existen cuatro puntos básicos que regulan una relación interpersonal equitativa:

  • Las personas tendemos a maximizar el placer y minimizar el dolor, por lo tanto es un impulso natural actuar con nuestro interés personal en mente.
  • De cualquier forma, la sociedad, tiende a castigar a aquellos que son egoístas e injustos y a recompensar lo contrario, lo que nos obliga a ser más justos.
  • Considerando los puntos anteriores, la gente se siente más cómoda cuando obtiene lo que merece; si obtenemos MÁS podemos sentirnos culpables o apenados, si obtenemos MENOS podemos sentirnos enojados o resentidos.
  • Por lo tanto las personas en relaciones desbalanceadas intentaran mejorar la situación, hacerla más justa o terminarla por completo.

La investigación arrojo como resultado que las parejas con situaciones balanceadas duran más tiempo juntos y son más felices, dar y recibir es clave para mantener una relación sana.

Tu que opinas?

consulta el artículo completo