Select Page

El día que adoptas a tu mascota, comienza una aventura, un intercambio, una experiencia que se prolonga por el tiempo que dura su presencia junto a ti, aunque la pierdas, su legado y su recuerdo no se desvanecen jamás, permanecen contigo siempre, se adhieren a tu vida.

Cuando consideras a tu mascota como un miembro más de la familia, sabes el intenso dolor que produce su pérdida. No es sencillo asumir que hemos perdido a un ser que nos ha dado tantos años de alegría, fidelidad y amor incondicional.

La partida de una mascota puede provocar en nosotros la completa negación de lo ocurrido, de pronto se detiene la rutina y se desvanece el diario convivir, su presencia ha desaparecido, ya no le puedes cuidar más.

Muchas personas piensan que tener una nueva mascota significa un acto desleal para con la que hemos perdido. Tu nueva mascota debe llegar a casa cuando estés preparado para asumir una nueva relación y nunca para sustituir la que ha desaparecido. Es importante esperar a que estén todos listos para buscar una nueva mascota con la cual crear un nuevo, fuerte y duradero vínculo de amistad.

En la tanatología, los sentimientos que experimentamos se manifiestan en etapas y buscamos la forma de racionalizar la situación, puede aparecer la culpa y sentirnos responsables directos de su muerte, podemos sentir enfado y trasladar la responsabilidad a la circunstancia, la enfermedad, al accidente o a un tercero, intentar disminuir la situación total a un solo factor, es natural a veces necesitamos asignar un responsable para señalar, y concluir.

Es importante recordar que el duelo funciona en etapas y la recuperación de la perdida es un proceso, que todos somos seres finitos y no permitir que la depresión, aunque surja, se instale en nuestras vidas. Vuelve a la rutina, plantea nuevas metas y actividades, comparte tu estado de ánimo con quien te entiende, todos los que disfrutamos de la compañía de nuestras mascotas sabemos lo que significa perderles, tu situación no es única, muchas personas han experimentado lo mismo, recuerda y atesora los buenos momentos, sobre todo cuídate, los que te quieren te necesitan y también lo hará tu próxima mascota.

 

MVZ. Antonio Peña Jasso.
Director Médico Hospital Veterinario Peña Jasso